Inserción sociolaboral de colectivos en riesgo de exclusión. ¿Cómo trabajamos desde Aebia?

Inserción sociolaboral de colectivos en riesgo de exclusión.

Inserción sociolaboral de colectivos en riesgo de exclusión. ¿Cómo trabajamos desde Aebia?

El trabajo en programas de inserción socio-laboral con personas con dificultades de inclusión social, parte de una base diferente a la de otros proyectos de empleo, sumándose al hecho de estar desempleado/a,  situaciones  personales de gran vulnerabilidad, por lo que el trabajo ha de ser a nivel global, teniendo en cuenta tanto las características personales como las sociales.

La atención se realiza tanto a nivel individual, realizando Itinerarios Personalizados de Inserción , como a nivel grupal: grupos de búsqueda activa de empleo, empoderamiento de mujeres, motivación y autoestima, habilidades de comunicación, procesos de selección y mejora del manejo de las TIC y comunitario, acercando los recursos del distrito a las personas en intervención.

El punto de partida en este trabajo es la escucha, para conocer las necesidades de cada persona y el trabajo se centra en la mejora de las habilidades sociales básicas, el aseo y aspecto personal, autocuidados, comunicación, cumplimiento de normas, fijación de objetivos realistas, reconocimiento y desarrollo de competencias profesionales y personales.

Por otro lado, y derivado de estas situaciones , las personas que acuden al servicio tienen la necesidad de recibir un apoyo psicológico, puesto que gran parte de ellas, están pasando por procesos de ansiedad o depresión. Esto se hace tanto a nivel individual como en grupos, obteniéndose resultados muy satisfactorios derivados de la combinación de ambas, ya que se necesita un espacio íntimo de trabajo y a la vez resulta gratificante poder compartir con otras personas, y sentir que no están solas en esto.

Para nuestros profesionales, las claves fundamentales  son trabajar con respeto hacia la persona, mantener una escucha activa tanto a lo que dice como a lo que omite, tener empatía, crear un buen vínculo para que así puedan sentir que están en un espacio seguro en el que expresarse y que se mantengan de forma estable en el programa.

A la hora de marcarnos objetivos, estos han de ir al ritmo de las personas, los cambios no ocurren tan rápidos como desearíamos, por lo que es positivo tener una alta tolerancia  a la frustración. Ya que se trata de un trabajo a la par gratificante y frustrante, por lo que como profesionales debemos mantenernos en nuestro centro, sin tomar las decisiones y acciones de cada persona como algo personal , sino como parte de su proceso.

Existe una necesidad de realizar un trabajo a largo plazo con este perfil de usuarios, que parten de grandes carencias, por lo que se necesitan programas estables en los que poder hacer una buena intervención y seguimiento a medio plazo.

No hay comentarios

Post A Comment